• MIRA VERACRUZ

Un hundimiento para apoyar el arrecife y generar vida marina

Por: Emilio Velez Quintero / instagram: @emiliovelezquintero

Fotografías: Emilio Velez / Joseph Laclatte / Ricardo Castillo

Cerca de las 6 pm del 5 de noviembre del 2017, tomábamos las fotos del destructor Comodoro Manuel Azueta D111. En su último atardecer en la superficie, se decidió donarlo al mar con un buen proyecto de vertimento. Construído en 1943 para servir al US Navy como escolta, se volvió finalmente en 1973, parte de la Armada de México.


Después de haber tenido 2 banderas, vivir una Guerra Mundial y ser un buque insignia de México, fue hundido a finales de 2017 con una gran detonación controlada para abrir partes de su estructura; así, el agua lo inundó y 19 minutos después, su casco se sumergió a 24 metros de profundidad en el Golfo de México, frente a la Escuela Naval, HENM. Se decidió poner este barco bajo el agua con mucha planeación apoyando al medio ambiente para no soltar materiales tóxicos como aceites, combustibles y demás elementos que afecten el entorno, aprovechando el metal que es un muy buen material para la fijación de microorganismos que detonan la cadena del ecosistema hasta los grandes peces depredadores y toda una línea de especies del arrecife tropical.

Hoy en día, aparte de los beneficios ambientales, tenemos un punto de buceo más, un espectáculo submarino que conocemos como el Azueta 111. La visibilidad es corta ya estando en el fondo cerca de los 24 metros, pero en las cubiertas en temporada de buceo puedes observar mucha vida como: cardúmenes de jurel, medregal, toletes y chabelas entre muchos

otros variedades o familias de peces ángel. Para bucear en él, es necesario ser buzo avanzado, lo que no es difícil, pues sólo es el segundo nivel de buceo. Prácticamente cualquier persona mayor de 15 años puede hacerlo. Y se puede entrar en el siempre y cuando se tenga una certificación de especialidad en barcos hundidos, con la experiencia suficiente.


Este barco y el Cañonero Riva Palacio C50, hundido en 2001 para los mismos fines, son dos de los muchos buques hundidos frente a las costas de la Ciudad de Veracruz. Pero no todos han sido donación al mar por decisión, hay muchos barcos hundidos a causa de batallas y tormentas, como el USS Somers hundido por un norte en 1846 en la guerra México-USA, este se

encuentra a 32 metros, junto con otros más que seguiremos contando en siguientes ediciones.

El Sistema Arrecifal Veracruzano es un gran lujo y vale la pena aprovecharlo, vivirlo y sobre todo

cuidarlo. No solo como buzo puedes vivir el arrecife, hay varias actividades acuáticas con las

que puedes tener una gran experiencia, pero sin duda, con el buceo lo vives total.


#buceoveracruz #arrecifeveracruz #buceomexico #divingmexico

6 vistas
Subscribete a nuestro sitio
  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon